Prólogo

 

Mr Eggleston, editor, autor y navegante apasionado, se interesó por las operaciones navales que barrieron el Caribe durante la revolución y las guerras Napoleónicas.Por pasión pura nació el lindo libro "HIS DE MAJESTY SLOOP-OF-WAR DIAMOND ROCK", de su colaboración con Vivian Stuart como coautor.

La Martinica, en el norte de St Lucie, era la principal base francesa de las Antillas y Fort de France su puerto principal.

" Debido a la corriente dominante que viene del norte " escriben los autores, " y al amparo del viento sobre una veintena de millas a lo largo de la costa oeste por las montañas, los cortejos de mercancías que venían del Atlántico se acercaron invariablemente a Fort Royal por el sur. "

Cerca de la punta meridional de la Martinica, a una milla del alta mar, se eleva un pico de 600 pies de altura " formación rocosa, dominando sobre el mar como un gigantesco gancho ". Los marineros británicos lo nombran " Peñasco del Diamante. Porque cuando el sol alcanza un cierto angulo de su superficie incrustada de sal, todo brilla como una hermosa gema y como tela de fondo el azul del cielo y del mar ". Sin embargo, visto de cerca, "parecía ser el lugar más extraordinario y mas desolado en la tierra".

Se inicia a finales del 1803. La paz duramente ganada que siguió el Tratado de Amiens en 1802 volvió a caer en una guerra entre Inglaterra y Francia. El Contraalmirante Samuel HOOD quien manda en las Antillas , tenia como mision cubrir cientos de metros cuadrados de mar e islas con su pequeño escuadrón y podía ahorrar los navios necesarios para el bloqueo de la Martinica. De ahí la idea de convertir el peñasco del diamante en bloqueo.

Samuel Hood presentó su idea a sus oficiales, y sólo uno aceptó esta empresa el teniente James Maurice Wilkes, quien creía en la idea de Commodore. Hombre de estatura mediana y aficionado de alpinismo, la ascension de la roca era un reto para él. Fue allí en varias ocasiones desde Pigeon Island (Sante Lucie), acompañado por el capitán del HMS Centaur, John Taylor, disfrazado de pescador para localizar cosas y para hacer una lectura de sonda asi como para establecer una mapa marina. Maurice observo los acantilados de la Roca a fin de establecer las ubicaciones de las baterías. El punto de desembarco se estableció en la fachada noroeste. De ahí la decisiá fue tomada.

El tercer día de febrero del 1804, cuadragésimo año del reinado de Su Majestad el Rey Georges III, la Roca entró oficialmente al servicio del Rey de Inglaterra. Desde aquel momento se llamó:

 

« HIS MAJESTY’S SLOOP OF WAR DIAMOND ROC ».